4 motivos para hacer la Senda del Oso este verano

Una ruta recorre una antigua vía de ferrocarril minero, el color verde selva se impone con fuerza en el camino, kilómetros de vegetación frondosa, hogar del oso pardo asturiano, y uno de los parajes naturales más bonitos del Principado de Asturias. Hablamos de la Senda del Oso, una ruta ideal para recorrer a pie o en bicicleta con la familia a través de un sendero sencillo, apto  para todos los públicos y con todo tipo de facilidades y servicios a disposición del visitante. ¿Aún no la conoces? Te contamos 4 razones para hacer la Senda del Oso este verano, pero ¡hay muchas más!

¿Por qué hacer la Senda del Oso?

  1. Descubrir parte de la historia de Asturias 

La Senda del Oso es una vía verde apta para senderistas y cicloturistas que ocupa lo que hace años fue la plataforma de un ferrocarril minero (en desuso desde el s.XX). 

Esta antigua vía férrea era el medio para transportar el carbón y el hierro extraído de las minas entre los años 1900 y 1963. Fue entonces cuando el ferrocarril apagó sus locomotoras de vapor para comenzar a transportar el carbón por carretera con camiones, lo que supuso el deterioro total de las vías y los puentes. 

Sería en 1995 cuando la vía del ferrocarril minero volvería a la vida integrada en la red de Vías Verdes para disfrute de peatones y ciclistas como la actual Senda del Oso.

  1. Conocer a las osas Paca y Molina

La senda atraviesa la denominada comarca de los Valles del Oso, pues es el hogar de una de las últimas poblaciones de oso pardo cantábrico. 

El Cercado Osero de Proaza es un lugar único en la observación del oso cantábrico. Se trata de un territorio cercado con una superficie de más de 4 hectáreas alrededor del monte. En este área viven Paca y Molina, dos hembras de Oso Pardo Cantábrico que se dejan ver entre los visitantes haciendo el asombro y las sonrisas de niños y adultos. Junto a este cercado se encuentra “La Casa del Oso”. En ella se encuentra la sede de la Fundación Oso de Asturias (FOA), una entidad sin ánimo de lucro que busca promover y desarrollar la conservación del oso pardo cantábrico en su hábitat. Este lugar trata de concienciar e informar a sus visitantes sobre la vida de los Osos Pardos, siendo Asturias la zona con mayor población de estos animales de toda la Península Ibérica.

  1. Pasar un día perfecto en familia o con amigos

La Senda del Oso es apta para todos los públicos. Aunque puede hacerse en pie, la forma más habitual para recorrerla es en bicicleta. Podemos hacerla en pareja , con nuestros mejores amigos o en familia, incluso si tienes niños pequeños. Hay opciones para todas las edades y ¡os va a encantar a todos!

Además, como hay diversas entradas y salidas a la senda, puede realizarse en varias etapas. También hay áreas recreativas, donde hacer una parada y descansar antes de continuar. Tengas la edad que tengas, la Senda del Oso es una gran opción. 

  1. Enamorarse de Asturias

La Senda del Oso ofrece todo lo que se puede esperar de Asturias, pero en una sola ruta. Atravesarás un auténtico vergel de naturaleza y rocas calizas esculpido por las aguas del río Teverga y Trubia. En definitiva, una maravilla para la vista.

A lo largo de la ruta podrás  disfrutar de preciosas aldeas donde la protagonista es la piedra, vegetación virgen, valles de cuento de hadas y ríos caudalosos en un entorno único. Pocos lugares describen tan bien la belleza de Asturias como éste. 

¿Quieres descubrir la Senda del Oso? En Deporventura te lo ponemos muy fácil. Disfruta de nuestro servicio de alquiler de bicicletas al mejor precio y vive una experiencia única.  El plan perfecto para este verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.