3 rutas (a menos de 1 hora de la Senda del Oso) para enamorarte de Asturias

La Senda del Oso es la vía verde más famosa de Asturias, uno de esos senderos imprescindibles para los amantes de la naturaleza y también del deporte (aunque puede recorrerse a pie, son muchos los que prefieren hacerlo encima de una bicicleta). Pero lo cierto es que, si buscas una senda con la que enamorarte de los paisajes asturianos, hay infinidad de opciones entre las que elegir.  Hoy os hablamos de tres rutas de a menos de una hora de la Senda del Oso para conocer la Asturias más verde. 

Rutas de senderismo cerca de la Senda del Oso

  1. Cascadas del Xiblu: 

Esta ruta nos lleva hasta el Xiblu, un conjunto de tres tramos de cascada de gran belleza, que encontraremos en la comarca de Teverga y dentro del Parque de las Ubiñas y la Mesa

Desde el aparcamiento de la Braña La Puerca comienza un camino de unos 5 kilómetros (solo ida)  que discurre por parte del Hayedo de Montegrande, todo un espectáculo de color y uno de los mejores bosques de la región. 

Y como colofón, el Xiblu, las cascadas en las que el agua se precipita de manera salvaje monte abajo.

Fotografía de Viajo con Pablo 

Fotografía de Turismo Asturias 

  1. Desfiladero de las Xanas

En la mitología asturiana, las xanas son unos seres femeninos extraordinarios que se caracterizan por su pequeña estatura, una gran belleza y por vivir en cuevas junto al curso de ríos y arroyos. También por su capacidad para hechizar a los hombres que se acercan hasta ellas y quedan prendados de su belleza. Y esto es precisamente lo que ocurre en el desfiladero al que le dan nombre: imposible no quedar fascinados de la magia, el encanto y la hermosura de la Ruta de las Xanas. Este camino declarado Monumento Natural es uno de esos espacios para los amantes del senderismo en Asturias. 

La ruta comienza en el área recreativa El Molín de las Xanas y discurre por unos 7 kilómetros y medio (solo ida). Entre sus atractivos paisajísticos destaca la masa boscosa que se conserva en el interior del desfiladero. Labrada en la roca, discurre atravesando varios túneles tallados en la piedra de esta garganta fluvial en la que la naturaleza desafía la fuerza de la gravedad.

Los frondosos bosques, el río, los restos de un antiguo molino… Cada paso en esta ruta merece la pena. Y para terminar Pedroveya, un bonito pueblo situado en el Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo, y que cuenta con numerosos hórreos y paneras en perfecto estado.

Fotografía de Turismo Asturias

  1. Cascadas de Guanga: 

Esta ruta es el tesoro natural mejor guardado de Oviedo. Robles, castaños, abedules y helechos conforman un escenario idílico que dota de personalidad el recorrido de la ruta del Guanga. El arroyo de Buanga, a su encuentro con el río Trubia, toma la fuerza y el volumen necesarios para lucir el gran salto de agua sobre la roca que forma la cascada. Un lugar mágico en el que el sonido del agua es el gran protagonista.

Aunque el camino puede hacerse de forma  lineal, lo más recomendable es optar por la opción circular, que comienza en el lavadero de San Andrés de Trubia, transcurre por algo más de 4 kilómetros y deja ver hasta 6 cascadas. La de Guanga, la más famosa de todas y que da nombre a la ruta, es una de las más espectaculares que pueden verse en Asturias. ¿A qué esperas para conocerla? 

¿Quieres disfrutar de la naturaleza asturiana? Aprovecha cualquiera de estas rutas para acercarte hasta el entorno de la Senda del Oso y disfrutar de rutas en bici, visitas a cuevas, canoas o barranquismo entre otras muchas actividades más.  En Deporventura te invitamos a vivir una experiencia única.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.